Video


El pianista Roberto Fonseca, amante del ‘funk’, el ‘soul’, el pop y los clásicos, edita un disco con Omara Portuondo y Carlinhos Brown.

Por carlos Galilea, publicado en el Diario El País de España.

Roberto Fonseca

Más de 400 conciertos acompañando a Ibrahim Ferrer, con quien se dio a conocer y a quien echa “muchísimo de menos”. El pianista Roberto Fonseca (La Habana, 1975) -que gusta del funk, el soul, la clásica, el pop, la tradición afrocubana o el jazz- ha producido, con Nick Gold, Mi sueño, el disco póstumo de boleros de Ferrer. “Nos sentábamos a conversar en su habitación de hotel. Él, en camiseta. Y hablábamos de cualquier cosa. Y cada vez que tocábamos me estaba mirando y riéndose conmigo. Y jodiendo”, recuerda.Fonseca no viene de la escuela del jazz. Ni se siente heredero de la tradición pianística cubana. Si se le pregunta por alguna referencia su respuesta es rápida: “Lilí Martínez”. Y lo justifica: “Yo estaba mezclando uno de mis discos en el estudio en La Habana y vinieron a buscarme porque necesitaban un pianista arriba para la grabación del Guajiro Mirabal. Abro la puerta, veo a todos esos monstruos del Buena Vista, y yo cagao. Estaban escuchando No me llores más, cantado por Arsenio Rodrigues. Y de pronto se oye ‘dale Lilí’ y arranca el Lilí ése un solo. Aquello era como un estudio de Rachmaninov, pero a lo cubano”.

Aunque escuchaba a Peruchín y a Bebo Valdés, prefería a Stevie Wonder o Earth Wind & Fire. Quizá por eso no está dispuesto a que le encasillen como pianista de jazz y, menos, de jazz latino: “El problema muchas veces es la agresividad. Hay que tocar rápido. Muchas notas y bloques. A ver quién hace más notas. Yo no quiero eso”.

Fonseca se ha convertido en uno de los pianistas esenciales de nuestro tiempo. Es célebre y desmitificador. En julio pasado estuvo tocando en el desfile de la diseñadora francesa Agnès B. en el Men’s Fashion Show de París. “Ves modelos por televisión y de pronto estás ahí usando su ropa. Todo el mundo se imagina a un músico cubano con tabaco, sombrero guajiro, camisa de guayabera o de flores, y un mojito. Yo no tomo ni fumo. Quiero que la gente sepa que en Cuba hay quien viste con traje o usa ropa igual que en otro lugar de Occidente. No sólo es playa con sol, palmera y maracas. También tenemos días lluviosos”.

Fonseca, además de producir el disco de Ibrahim Ferrer, edita ahora su nuevo trabajo, el refinado Zamazu, en el que participan Omara Portuondo, Carlinhos Brown y Vicente Amigo. Y en producción, el brasileño Alê Siqueira, responsable de discos como el de los Tribalistas. Sin dejar de ser cubano suena distinto. Hay una pieza del surafricano Abdullah Ibrahim: “Cuando lo escuché me sacó de mi mundo y me puso en África”.

El disco empieza con el fragmento de una misa popular que canta la madre de Robertico. “Desde chiquito me fascina la dulzura que tienen los cantos a los orichas y la energía del toque de los tambores batás. Me impresiona cómo se concentra la gente, y la fe cuando piden que se aleje lo malo”. Un camino espiritual que a Fonseca le interesa particularmente: hay batás en el intenso Clandestino y tambores abakuá en la bellísima Suspiro.

Llegó Cachaíto es su homenaje “a un músico que se expresa con el bajo. Tú le pones música clásica a Cachaíto y él te sigue; le pones a tocar jazz y lo hace bien; le pones a tocar hip-hop y también. Lo hace fácil porque se lo plantea fácil. Si tienes todo el conocimiento y el dominio del instrumento deja que el cuerpo te lleve”.

Fonseca tocó con Herbie Hancock en Tokio en 2002. “Al final del concierto hacía una jam con ordenadores y dj’s. Le oigo decir: ‘Quiero invitar a fulano, mengano y sultano, y a Roberto Fonseca’. Me quedé petrificado. Empieza a tocar el piano conmigo y se levanta para dirigir. Yo pensaba ‘no me puedo creer que yo esté aquí’. Con Wayne Shorter, Michael Brecker… La gente se volvió loca”.


Video publicitario del disco Zamazu


Hace diez años en la Habana

Por Pedro de la Hoz, tomado de Granma Internacional
pedro.hg@granma.cip.cu

Bheki KhosaHace algún tiempo Don Albert, corresponsal en Johannesburgo de la revista Down Beat, escribió: “Nosotros en Sudáfrica conocemos muy bien a Bheki Khosa; ha llegado el momento de que el mundo lo escuche”.

Ese deseo comenzó a cumplirse. Jazz Plaza 2008 es ahora una de las estaciones del itinerario internacional del notable guitarrista y compositor sudafricano que ha logrado situar varias de sus canciones en la memoria cotidiana de la gente de su país.

Temas como Soul cry, que nos recuerda el temprano sonido de los rythm & blues de la Motown; Wipe our tears y Jabulani son algunas de sus más reconocidas creaciones.

Fuera de Sudáfrica ha colaborado con los pianistas Kenny Barron (Estados Unidos) y Hilton Ruiz (Puerto Rico), y en fecha reciente impactó al exigente público japonés por su participación en el disco del saxofonista Kazutoki Umezu con el tema más elogiado por la crítica: Ngoshonaphi.

Quizás lo que haya hecho grande a Bheki Khosa sea su comprensión de las idas y vueltas del jazz entre África y Norteamérica. Una bien asimilada influencia tanto del legado de Duke Ellington como del toque de la era del bop se entrecruza con la fidelidad a sus raíces zulúes.

También son apreciables los aportes de Khosa al cine. Hace tres años la banda sonora compuesta por él para Drum, de Zola Maseko, fue destacada como una de las mejores partituras escritas para la pantalla en la historia fílmica de Sudáfrica.

drum.jpg

Para ver en:
youtube.jpg
Sonti Mndebele, Feya Faku, Sydney Mnisi, Bheki Khoza y el Quinteto de Paul van Kemenade en una gira por los Países Bajos
Video 1
Video 2

“(…) en Tata Güines hay un elemento que no hemos valorado en
toda su magnitud: con las uñas, yemas, dedos y manos
construye una orquesta de timbre que sobrepasa el papel
esquemático de la percusión y el ritmo”
Leo Brouwer“Soy cubano, nacido en Güines y moriré aquí.
La cubanía es permanecer en tu tierra natal,
vivo y después de fallecido”
Tata Güines

Federico Arístides Soto Alejo. Así a secas. No suena a nada, pero si dices Tata, Tata Güines, su nombre suena a tambor, huele a bembé, sueña a guaguancó y llorá en clave de rumba. Hoy este grande de la percusión ya no está entre nosotros, para quienes aprendimos a entender la africanía a partir de su forma de tocar el tambor, estas líneas son un homenaje póstumo. Después de Chano Pozo, está Tata. Así rezaba la sentencia y era cierto.

Güines, así se llama este Municipio, que es uno de los veintiséis municipios en la provincia de La Habana. Y ese fue su apellido. Tata Güines.

Video de la casa de Tata en su natal Güines

Una afección renal y problemas con la presión arterial minaron su salud y dejó de existir en tierra cubanas un cuatro de febrero a la edad de 77 años. Hoy la rumba sigue en el cielo. Con todos los grandes.

Segmento del documental “Lucumi – El Rumbero De Cuba” de Tony Gatlif. Un encuentro generacional entre el niño prodigio Eric Michael Herrera Duarte “Lucumi” y el maestro Tata Güines. Impresionante.
Miguel Angá & Tata Güines en el Programa “Mi salsa” interpretando la clásica descarga del maestro Frank Emilio “Gandinga, Mondongo y Sandunga” participan en esta descarga Orlando “Maraca” Valle en la flauta, César López en el saxo, Ernan López-Nussa en el piano, Carlitos Puerto Jr. en el contrabajo, Calixto Oviedo y Piloto en las pailas.

CRONOLOGÍA (Organizada a partir de información recogida en el diario El Milenio de México)

  • Nace un 30 de junio de 1930 en el Municipio de Güines, en la provincia de La Habana.
  • Hijo de Joseíto el tresero y trabajador cañero del Central Providencia, hoy Osvaldo Sánchez.
  • A la edad de diez años, por la necesidad económica se hace aprendiz de zapatero en una fábrica pequeña de la localidad.
  • Toca el contrabajo con el conjunto Ases del Ritmo, dirigido por su tío Dionisio Martínez.
  • Funda la orquesta güinera Estrellas Nacientes, junto a sus primos, por lo que su vínculo con los instrumentos de percusión siempre estuvo presente.
  • Gran admirador de Chano Pozo, quien influye en su manera de tocar.
  • A los 15 años decidió viaja a La Habana.
  • En este viaje, el músico sufrió discriminación y malos pagos; sin embargo, se puso el reto de convertir a la tumbadora en un instrumento prestigioso y de gran importancia dentro de una orquesta.
  • En La Habana, tocó con la orquesta Nueva América, con los jóvenes del Cayo y por el día limpiaba zapatos y vendía revistas, posteriormente formó parte de La Típica de Belesario; más tarde, entró a un conjunto campesino como contrabajista y alternó también con el conjunto Camacho.
  • En esta época de su vida, tocó claves, bongó, güiro, contrabajo, tumbadora y también cantaba, “Güines” comenzó en 1943 como bongocero y contrabajista en el grupo Ases del Ritmo.
  • Su carrera internacional levantó vuelo en la década de los 50, cuando grabó con Israel “Chachao” López, considerado como el “Inventor” del mambo.
  • En esa época, también grabó con Arturo Chico Ofarrill y con Cachao a su Ritmo Caliente junto Frank Emilio, Guillermo Barreto y Gustavo Tamayo, por lo que empezó a sacar nuevos timbres, y un formato rítmico distinto sobre el cuero.
  • Caracterizado por su experimentación sonora, en 1955 viajó a Caracas, después a New York, y es ahí donde conquista sus triunfos definitivos, pues los especialistas estadunidenses lo nombran “Manos de Oro”.
  • Con la orquesta de Fajardo y sus Estrellas, llega a una popular pista de baile de Broadway, luego se presenta en el hotel Waldorf Astoria, donde recibe la primera propuesta como solista. Realizó giras por California, Texas, Chicago y Miami, y ofreció charlas sobre la percusión cubana.
  • En el Círculo Cubano de New York, hizo espectáculos para recaudar fondos para la lucha insurreccional en Cuba.
  • Durante su estadía en este país compartió el escenario con Josephine Baker, Frank Sinatra, May Ferguson, Los Chavales de España con quien grabó la canción, pero tras cinco años en Estados Unidos, Federico regresó a Cuba en 1960.
  • Integró el Quinteto Instrumental de Música Moderna, con la Orquesta Sinfónica Nacional, bajo la dirección de Manuel Duchesne Cuzán, con José María Vitier y con orquestas japonesas.
  • Forma en 1964 los Tata Güinitos, con ellos populariza composiciones propias como “Perico no llores más”, “Auxilio”, “Fanfarón”, “Mami dame el Mantecado”, “No metas la mano en la candela”, entre otras.
  • Durante su carrera fue nominado en tres ocasiones al premio Grammy por su participación en los discos “La rumba soy yo”, “Lágrimas negras”, de Diego el Cigala, y “Cuban Odyssey”, junto a Janet Bunnett.
  • En 2002 recibe la medalla “Alejo Carpentier”
  • En 2004 obtuvo la Orden “Félix Varela”.
  • Obtuvo el Premio Nacional de la Música en 2006, es bautizado por la crítica como “El Rey de los Tambores” por su forma de tocar con las uñas ese instrumento.
  • Tras haber permanecido 10 días hospitalizado, debido a problemas renales y de presión arterial, muere en la Ciudad de La Habana.
  • Es sepultado en su ciudad natal en olor a multitud.

Más sobre Tata Güines

La sonrisa del tambor Conversación con un singular percusionista, parte inseparable ya de lo mejor de la historia musical cubana, por Ulises Etrada Lescaille, Publicado en Bohemia Digital, 18 de abril de 2007.

Volver a nacer, artículo publicado por Jesús Curbelo García en el Habanero Digital qué aborda apartir de una entrevista con Tata Güines, la necesidad que tiene el barrio de apoyo para mantener viva su cultura, su historia y accionar desde adentro sobre las principales problemáticas sociales de los pobladores de Leguina, primer asentamiento poblacional que formó Güines y a partir de aquí surge la villa.

Tata Güines, rumbero y percusionista cubano. Conocido como Manos de Oro, modernizó las tumbadoras y tocó con los más relevantes músicos de la isla, Artículo publicado en el diario El País de España.

El rey de las tumbadoras Por Fdo. Velázquez Medina publicado en el NuevoHerald.com

Tata Güines: padre de la percusión, artículo escrito por Odal Palma, publicado en La Jiribilla Nº 295, La Habana, Cuba.

Los premios Lucas son el equivalente al MTV de Cuba. Enterarse de los nominados y leer algunas notas de prensa en Internet hace algunos años era quedarse con la miel en los labios al no poder visionar ningún video. En ocasiones teníamos que esperar el Festival de Cine Latinoamericano en Lima y bucear dentro de la tupida programación de cortos para encontrarnos con algún video clipo o encontrar algún coleccionista que nos permitiera buenamente copiar alguna que otra producción. YouTube y demás yerbas acabaron con eso. El acceso a una avalancha de videos requiere ahora de tiempo, paciencia y alguna que otra destreza en el uso de los buscadores. Los videos abundan y sobran.

Hemos seleccionado algunas producciones ganadoras de los Premios Lucas 2007 realizada hace un poco más de un mes en la ciudad de La Habana.

El Mejor video del año fue el de la agrupación Eddy K, con su pieza Apagón total, realizado por un director multipremiado por Lucas, Bilko Cuervo, este video también alzó con el premio en la categoría de regaetón y mejor fotografía a cargo de Alejandro Pérez.

Apagón total (Eddy K)
Dirección: Bilko Cuervo
Fotografía: Alejandro Pérez

En la categoría Obra más popular el premió recayó para Tremenda Pena, de Gente de Zona, uno de los grupos pioneros del regaetón en Cuba, este trabajo fue realizado por Joel Guillian.

Tremenda Pena (Gente de Zona)
Dirección: Joel Guillian.

X Alfonso, no podía faltar, quien con su obra Dominó se llevó los lauros de mejor director y mejor video clip de Rap, Dance y Hip Hop. Su trabajo mantiene la continuidad de sus videos anteriores, donde el trabajo de edición es bastante elaborado lo que le permitió lograr otro premio en esa categoría.

Dominó (X Alfonso)
Dirección: X Alfonso

Con diez años de notable labor, el proyecto Lucas otorgó su lauro de mejor video en Música popular bailable y Agrupación al dirigido por Santana, con la pieza Sabrosona, que trae a la actualidad la orquesta de Manolito Simonet y su Trabuco.

Sabrosona (Manolito Simonet y su Trabuco)
Dirección: Santana

Otras obras multipremiadas fueron Música de fondo (Diana, realizado por Pavel Giroud), en Video femenino y Figura novel; Nalgas (Buena fe e Ismar Rodríguez), en Música Pop y en Efectos visuales; El revólver (Gerardo Alfonso y Alejandro Gil), en Música fusión y en Video masculino; y Génesis (Zurell, Jackeline Vell, Vilko Cuervo), en Música instrumental y en Dirección de arte.

Cómo Canción y Trova la indudable calidad de Omara Portuondo y Arnaldo con su canción Havana Travel, dirigida por Santana.

Habana Travel (Omara Portuondo y Arnaldo)
Dirección: Santana

En la categoría de más destacado video Balada Pop-Rock el premio fue para Vocal Sampling y su versión de Hotel California, con realización de Ian Padrón, esta es una espectacular versión que enconramos en el CD Akapellando en donde interpretan este famoso tema de la popular banda estadounidense de los setenta The Eagles (Las Águilas)a y claro, como tenía que ser, si es por Sampling, es todo a capella.

Hotel California (Vocal Sampling)
Dirección: Ian Padrón

Los videos premiados en las restantes categorías fueron Hit # 1 de Golden Popeye’s Teory, dirigido por José H. Plagliery, en categoría Rock y en Animación el video clip Plagliery junto a Rodrigo Horizondo y Alejandro Justis y Qué tiene esa mujer de Alma con Ismar Rodríguez y Julio C. Leal en Música tradicional y en Actuación (Edenis Sánchez), en Ópera prima; Despojo (Santiago Feliú, Alejandro Gil), en Banda sonora; y Ven-dedor de asombros de Liuba María Hevia y Fernando Morlans en Video infantil.

En el Cubadisco 2006 -que es algo así cómo los premios Grammy para la música en Cuba- el Grupo Interactivo empató en el Gran Premio con nada menos que el maestro Chucho Valdés. Su disco Goza Pepillo recibió el Premio en la categoría Fusión, obteniendo también otro galardón como Opera Prima. Para algunos críticos el grupo Interactivo, integrado por jóvenes y talentosos músicos son los Irakere del siglo XXI.

Robertico Carcassés -hijo de Boby Carcassés una de las leyendas del jazz en Cuba- conductor de esta agrupación es reconocido como un eximio pianista y uno de los pilares de la nueva música que se hace en la Isla. Su trayectoria es impresionante: ha impartido Masterclass de piano en Estados Unidos, Canadá y Francia y tocado en el Blue Note de Tokio y el Ronnie Scotts de Londres. En el 2005 se editó el DVD Jazz Cuba Today -el primer DVD de latin jazz producido íntegramente en Cuba- donde se recogen las actuaciones del propio Carcasses solo al piano y las del trompetista Alexander Brown y el guitarrista Elmer Ferrer con sus respectivas bandas. Se inició con el grupo Estado de Ánimo junto a Descemer Bueno, Elmer Ferrer y X Alfonso.

Su más reciente trabajo es el disco de otra talentosa integrante de Interactivo que apuesta como vocalista: Telmary. Su producción “A Diario” co-producido con Yusa ganó este año 2007 en la categoría Rap/Dance/Hip Hop.

A los hechos nos remitimos, presentamos un extracto del DVD Jazz Cuba Today, donde Roberto Carcassés es impresionante en el piano.

Conoce más del trabajo de Roberto Carcassés visita su myspace music que cómo todo espacio de este tipo encontramos comunicaciones de mucha gente, fotos y música para escuchar en streeming mientras leemos su blog http://www.myspace.com/robertocarcasses

También puedes acceder a su sitio de YouTube en donde encontrarás varios video como solista y del grupo Intreactivo
http://www.myspace.com/robertocarcasses

« Página anterior