Fuente: http://www.cubadebate.cu
18.09.2010

Beat Cubano y Trabuco una vez más, son los títulos de las producciones discográficas pertenecientes a Manolito Simonet y su Trabuco, presentadas a la prensa por el sello Bis Music, en el Palacio de la Rumba el viernes 17 de septiembre.

Ambos discos, grabados en el año 2009, responden a la necesidad de Manolito Simonet, pianista, compositor y arreglista, de exponer todo su arsenal musical, constituido no solo por la academia y su quehacer dentro de la música popular cubana, sino también por la agudeza armónica y melódica con la que interpreta géneros que aunque no asume de manera cotidiana, si cultiva de la misma manera en que forman parte de su mundo interior.

En el caso de Beat Cubano, Manolito revela sus cualidades como jazzista, se une a reconocidos músicos y arreglistas como Emilio Vega, Germán Velazco y Miguel Ángel de Armas (Pan con Salsa) y alcanza una maestría interpretativa, a la que se suman los músicos que integran el Trabuco, como prueba de su versatilidad.

Beat Cubano posee una sonoridad de la cual el maestro Chucho Valdés, quien también aparece como invitado especial en el fonograma asevera: “…esto que están haciendo es novedoso, no lo había oído antes, si se hizo antes, no lo escuché, pero algo como esto en realidad es primera vez que lo oigo”.

Diez temas conforman la propuesta que dejará sorprendidos a los bailadores y seguidores del Trabuco, pues desde “A flautazo limpio” de la autoría y arreglos del saxofonista, productor musical y flautista Germán Velazco, al que se unen en solos de flauta figuras de la talla de Orlando Valle “Maracas“, José Luis Cortés “El Tosco” y David Bencomo quienes inician el disco, incluyendo Timbalía del pianista Emilio Vega o ¿Güines, que le pasa a Tata? en el que participa como invitado el grupo Rumbatá de Camagüey llegando a “Bésame mucho” de Consuelo Velásquez, que concluye el fonograma, interpretado magistralmente por Chucho Valdés, la grabación va in crecendo hasta conmovernos, precisamente por la calidad y altos valores didácticos que posee para músicos, especialistas y público en general.

Diversidad de géneros en la que una rumba, un mambo, una canción, un danzón, un instrumental o un standar Jazz son interpretados con rigurosidad, respetando a autores como Walter Groos y Jack Lawrence, Sergio Mihanovich, Germán Velazco, Emilio Vega, Miguel Ángel de Armas y el propio Manolito, conforman la variedad de este disco, sin perder el concepto de los arreglos y el sentido de lo contemporáneo. Lo mismo ocurre en cada solo, ya sea de piano, de bajo, de trompeta, en el que cada músico deja al descubierto su talento y se entrega a la magia de la armonía, mostrando lo mejor de si, en función de la obra que interpreta.

Este disco presenta un trabajo depurado, en el que todos los que participan rinden tributo a la música y dejan que ella sea la protagonista. Es ese el principal logro y acertado concepto de este disco, donde disfrutar al interpretar cada tema con extrema delicadeza, le hace alcanzar alturas estéticas que serán historia dentro del ámbito discográfico cubano, perteneciente a la primera década de este siglo.

En “Trabuco una vez más”, otro de los discos presentados por Bis Music en la tarde de este viernes, la orquesta de Simonet, que ya cumple 17 años de fundada, hace gala de la experiencia adquirida en sus conciertos en vivo. Es justo por lo anterior, unido al rigor y la madurez que caracteriza a esta agrupación en la escena nacional e internacional, que lo popular y bailable sean aspectos motivadores en la obra que presentan. Por ello, también resulta un homenaje a quienes les han seguido durante estos años.

Invitados de lujo que con acierto se insertan a la sonoridad característica del Trabuco son sin dudas: José Manuel Lugo, pianista de Gilberto Santarosa, quien interpreta un solo de piano memorable en “Santiago de Cuba”, tema donde se fusiona al Trabuco dejando que fluya la música como centro de sentimientos y el resultado melódico es un digno homenaje a la cuna del Son.

Músicos de prestigio como el saxofonista Germán Velazco, Osmani Chaulin, José Luis Hernández, Saxo Tenor, Alfred Thompsom, Saxo Alto y Raúl Verdecia en la guitarra, forman parte de la nómina de invitados a este fonograma. A ellos se suma el popular intérprete, compositor y director de “La Elite”, Paulo Fernández Gallo quien se une a Ricardo Amaray para cantar “Mi filosofía”, tema que ocupa los primero lugares del hit parade de la radio nacional. David Blanco, joven músico, intérprete y compositor quien además de ser un cultivador de la música pop, rock y fusión, ha incursionado, versionado y defendido a los clásicos de la música popular cubana, participa también en este fonograma en el que asume el bolero “Llanto de Luna”, dejando su impronta interpretativa y demostrando su versatilidad.

Entre los autores de los trece temas que tributan a la calidad de “Trabuco una vez más”, se encuentra como es habitual Ricardo Amaray, quien desde hace varios años además de líder vocal del Trabuco conforma un binomio con Manolito Simonet que engrandece la obra de ambos. Por ello, muestran su fortaleza en tres temas Palabras, Pídele y Te invito a Cuba.

Amaray es además el compositor de tres de los temas que integran el disco. El propio Simonet también asume como autor cuatro temas y los restantes pertenecen a la autoría de Marvin Freddy Fenty, Mauricio Díaz y Julio Gutiérrez.

Arreglos novedosos que desprenden la cadencia y los ritmos cubanos contemporáneos sin perder las raíces, donde la fusión asume un rol importante pero el protagonista sigue siendo el Son, resultan ser atractivos de este disco que fortalece el sello sonoro que distingue a Manolito Simonet y su Trabuco, cualidad que le ha permitido durante más de una década, conformar la nómina de las orquestas de mayor convocatoria en Cuba.

Cuando se escucha detenidamente Trabuco una vez más se puede asegurar que será disfrutado por todos los cubanos, que en cualquier parte del mundo, se sientan orgullosos de su nacionalidad y que a ellos, se sumarán bailadores de varias latitudes, quienes a ritmo de Trabuco, serán provocados por la excelente música que propone.

Ya fue aprobado en vivo el pasado de 27 de agosto en el Salón Rosado de la Tropical por miles de bailadores, hecho que históricamente decide el rumbo de la popularidad de las orquestas cubanas que se dedican al género.

Esta vez Manolito Simonet con los discos Beat Cubano y Trabuco una vez más, hace gala de sus potencialidades como músico, arreglista, productor musical y entrega dos joyas que marcarán pauta en su carrera artística y discográfica, precisamente porque demuestran la madurez y trascendencia de su obra en defensa no solo de la música, sino de la cultura cubana.

Anuncios