Fuente: La Nueva.com (9 de agosto de 2010)

El vínculo musical que une a la artista cubana Yusa y al músico argentino Rally Barrionuevo es fortísimo. Se llevan de diez sobre el escenario y eso se nota. Para comprobarlo habrá que ir el próximo miércoles, desde las 21.15, al Teatro Municipal.

Ambos realizarán canciones del repertorio de uno y de otro, aunque también mostrarán composiciones en conjunto.

“Será la segunda vez que voy a Bahía Blanca. Hace casi un año que estuve ahí. Recuerdo que estaba en el medio de una gira, junto a Facundo Guevara (percusión) y Mariel Barreira (teclado y voces)”, contó Yusa, quien toca guitarra, bajo y piano.

— ¿Con qué instrumento te llevás mejor?

— Según el trabajo estoy tocando con uno u otro. Son distintas herramientas que me hacen bien en distintas épocas de mi vida. A mediados de los `90 toqué mucho el bajo en un quinteto de jazz. Luego estuve mucho tiempo con la guitarra.

— ¿Cómo definirías a tu música?

— Es un poco difícil. Tiene que ver con muchos géneros porque la música cubana es muy amplia. La isla fue muy permeada por sonidos del mundo. Al ser una isla tiene esa ventaja.

— ¿Cómo se dio el vínculo con Rally?

— Me encanta su música y su onda. Sucedió naturalmente que nos juntemos. Estaba en el camino. Algunos encuentros tienen que ver mucho con lo que uno es. Yo a esta altura de la vida no hago conexiones con las personas a nivel superficial. Nunca lo hice, pero ahora menos. Me cuesta mucho trabajo socializar con personas que no conozco.

— ¿Ese es un problema?

— Eso me pone un poco incómoda porque no puedo estar relajada. Seguramente ellas me conocen más a mí de lo que yo las conozco a ellas.

— ¿Ya se entienden bien con Rally sobre el escenario?

— Sí. Por eso será un concierto de amigos y estará muy bien musicalmente porque ya hicimos varios juntos. Entonces eso te da un concepto más de concierto. Antes quizás eran más alocados, ahora hay una estética más definida.

Armonizó con Ramiro.

Yusa tocó en varias oportunidades con el brasileño Lenine. En una de esas oportunidades el percusionista era el fallecido músico bahiense Ramiro Musotto.

“Yo tenía todos los discos de Lenine en Cuba. Incluso con los músicos con los que trabajo en mi país, él era nuestro punto de encuentro”, explica Yusa.

— ¿Cuándo fue la primera vez que tocaste con Lenine?

— En 2002 lo invitamos a un concierto de una banda de la que soy miembro fundadora (Interactivo). Había varios músicos invitados y él era el especial. Luego me invitó a participar como bajista de un proyecto que se iba a realizar en París, y Ramiro Musotto estaba como percusionista.

— ¿Qué relación te unía con Ramiro?

— Fue en Brasil. Estuve 17 días con él y logramos una relación increíble. Fue como una especie de hermano. Conectamos muy rápido. El tenía mucha información y respeto por la música cubana. Estaba muy identificado con el movimiento de la Nueva Trova. Lenine fue muy certero a la hora de convocarnos a nosotros porque armonizamos de una.

— Parece que no es fácil encontrar un grupo que conecte tan rápido.

— Es muy difícil. Sobre todo tres músicos de culturas diferentes. Cuando nos juntamos a tocar parecía que nos conocíamos de toda la vida. A Ramiro lo conocí mucho en poco tiempo.

— ¿Cuándo te enteraste de su partida?

— El año pasado, mientras estaba haciendo la gira. No fue nada casual lo que ocurrió. Me llamaron cuatro días antes de ir a tocar a Bahía Blanca para avisarme que había fallecido.

Anuncios