J. A. VELA DEL CAMPO
Fuente: EL PAÍS – Obituarios – 18-12-2008

Ya en 1972, en su libro La música en Cuba, el escritor Alejo Carpentier seharol refería al compositor Harold Gramatges en estos términos: “La evolución futura de Harold Gramatges debe ser seguida de cerca. Es, por lo pronto, uno de los músicos más sólidos y conscientes que haya producido la música cubana contemporánea. Su oficio es de una aplastante seguridad. Y siempre sabe hasta dónde quiere llegar”. El compositor, nacido en Santiago de Cuba el 26 de septiembre de 1918, falleció anteayer en La Habana como consecuencia de una pulmonía.
Era un músico de extraordinaria personalidad. Alejado de los grandes modelos europeos, desde Stravinski a Ravel, y de las raíces folclóricas cubanas, estudió en EE UU con Aaron Copland, en The Berkshire Music Center de Tanglewood, Massachusetts, pero tampoco ello le desvió de un estilo de composición de rasgos propios, más atento a “convencer” que a “seducir”. A la difusión de su música en España contribuyó de forma determinante la concesión del Primer Premio Iberoamericano de la Música Tomás Luis de Victoria en 1996.

En alguna de las composiciones juveniles este discípulo de José Ardévol se inspiró en textos de Góngora, Alberti o Juan Ramón Jiménez. La gran bailarina cubana Alicia Alonso le encargó en la década de los cuarenta una partitura para batería sola sobre el mito de Ícaro. Raro es el género o la forma musical que no ha tocado Gramatges. Y todos ellos con singular acierto.

Se integró en el grupo Renovación Musical y fue presidente y fundador de la sociedad Nuestro Tiempo. También estudió dirección de orquesta con Serge Kussevitzki. Los premios concedidos a Gramatges son numerosos, desde el Nacional de Música a la Orden y Medalla Alejo Carpentier que concede el Consejo de Estado de la República de Cuba. Los actos de celebración preparados con motivo de su 90º cumpleaños se verán privados de su presencia, pero seguro que van a constituir un ejercicio póstumo de reconocimiento por un trabajo ejemplar.

Anuncios