Junto con su padre, Bebo Valdés, dos generaciones de músicos cubanos unen esta noche en el Auditorio Miguel Delibes sus pianos y sus grandes talentos

Por: J. MIGUEL SEBASTIÁN| VALLADOLID

Fuente: http://www.nortecastilla.es/

El esperado e histórico concierto de Bebo y Chucho Valdés llega al Auditorio del Centro Cultural Miguel chucho90.jpgDelibes. Mientras Bebo descansa y recobra energías en su habitación del hotel, su hijo atiende amablemente a EL NORTE DE CASTILLA . Ambos han actuado ya con notable éxito en Barcelona, Palma de Mallorca, Zaragoza, Ordino (Andorra) y San Sebastián y tras pasar por Valladolid y Madrid, finalizarán su gira en los escenarios de Alcoy y Cartagena.

-‘Juntos para siempre’ es el primer disco realizado bajo sus nombres y se suma a las escasas grabaciones que han efectuado juntos, ¿Qué les ha motivado a realizar este trabajo?

-Nos han motivado una serie de hechos, como encuentros que hemos tenido a lo largo de los años, la grabación que realizamos para el disco de Paquito D’Rivera ’90 Miles From Cuba’ y algunos conciertos, en lo que hemos ido recordando nuestras raíces, las enseñanzas que Bebo me dio como profesor. Siempre soñamos hacer un disco en común. Representamos dos etapas de la música cubana, pero bajo las mismas raíces y principios musicales. Gracias a la inteligencia de Fernando Trueba y su ‘Calle 54’ y al super boom que representó el disco ‘Lagrimas Negras’ ahora se ha podido plasmar esta nueva idea.

-En el disco aparecen temas convertidos hoy en clásicos. Bebo, estuvo presente cuando comenzaron a popularizarse. ¿Qué recuerda de aquellas épocas?

-Yo lo viví a su lado, siendo un músico muy joven. Recuerdo que repasábamos esos temas en la casa, tocando a cuatro manos, igual que haremos ahora, pero en esta ocasión con dos pianos. Yo era entonces un adolescente sin la experiencia de hoy. Este es el mejor momento, yo he madurado y Bebo se mantiene con muy buenas facultades para su edad.

– ¿Qué permanece hoy en día en la música cubana del espíritu de aquella época dorada de los años cuarentay cincuenta?

-El sabor. El sabor y una nueva generación de músicos que realizan una música diferente, pero con una raíz común.

-¿Cómo vivió usted el momento de la marcha de Cuba de su padre, en 1960?

-Fue un momento difícil en el sentido en que yo me hice cargo de la familia, de mis hermanas, de mi madre. Pasé de la adolescencia a la jefatura familiar que ejerzo hasta la fecha. Todo cambió de repente, pero creo que la experiencia me sirvió para formarme de una forma más rápida ante la vida.

-Usted ha recibido multitud de premios por su carrera y ha trabajado codo con codo con grandes personajes de la música. ¿Además de Bebo, que figura o figuras destacaría como claves en la evolución de su propio estilo?

-Mucha gente, como Michel Legrand, con el que trabajé varios años, Dave Brubeck, Dizzy Gillespie, Herbie Hancock, Joe Zawinul, han sido grandes maestros con los que he tenido la suerte de aprender muchas cosas.

-¿Cómo ve el futuro de su propia dinastía musical?

-La dinastía me parece que va a continuar. Tengo una hija, Dayane, con la que tuvimos la ocasión de compartir escenario en el año 2003, en Tenerife, hija, padre y abuelo, con tres pianos, imagínese, fue un momento muy especial. También está mi hijo Chuchito, mi hermana María Caridad, considerada como la mejor cantante de jazz latino en Cuba, está Roberto Carlos que toca con la orquesta Los Van Van… toda una familia musical.

-¿Qué van a ofrecernos en el concierto?

-Básicamente la presentación del disco ‘Juntos para siempre’, algunos ‘standar’ americanos y algunos temas sorpresa que a Bebo se le ocurran durante la actuación.

-Por último, ¿tiene algún deseo para Cuba?

-Bienestar, prosperidad y felicidad.

Anuncios