El pianista Chucho Valdés cree que los actuales cambios que se están llevando a cabo con el presidente cubano Raúl Castro pueden ayudar a los músicos de la isla. La facilitación en la compra de ordenadores y móviles son algunos factores de apertura que podrán impulsar la carrera de artistas. “La información musical jamás nos ha faltado y con los cambios en Cuba todo va a mejorar mucho más”, aseguró hoy el músico a Europa Press.

Sin embargo, Valdés contó que el régimen cubano no es un problema para la divulgación de los artistas. “En los años 60 y 70, las décadas más duras, los que viajaban para fuera llegaban con información y nos la repartíamos. En los años 80, todo se normalizó y hoy tenemos internet”, explicó.

El artista empezará una gira por España al lado de su padre y tutor, el pianista casi nonagenario Bebo Valdés, en octubre (“mes de nuestro cumpleaños, cumplimos en el mismo día, el 9”) para divulgar un disco que grabaron juntos (“por la primera vez”). Harán conciertos en ciudades como Madrid, Barcelona y San Sebastián. Ellos compartieron escenario el pasado 16 de julio en el Festival de Jazz de Vitoria al lado de la hermana de Chucho, la cantante Mayra Caridad. “Tocar con ellos es como una fiesta de familia”, reveló el pianista, que va a Líbano y Francia antes de volver a España.

Tres días después del concierto de Vitoria, Valdés se presentó en el Auditorio del Parque del Príncipe, en Cáceres, dando su apoyo a la candidatura de la ciudad por la Capitalidad Europea de la Cultura en 2016. “Pienso en comprarme un departamento (piso) en Cáceres, pero no quiero cambiar Cuba por España. Sería un sitio para pasar las estancias mientras estemos de gira por Europa”, contó.

CUBA Y NUEVA ORLEANS

El músico de 67 años está lanzando ‘Canto a Dios’, un “tributo a las víctimas y supervivientes del huracán Katrina en Nueva Orleans”, en que fusiona música sinfónica con jazz y los ritmos africanos. “El Katrina fue un monstruo, quería cantar a la gente que sufrió con ello”, contó Valdés, ciudadano honorario de la ciudad desde el año 2000.

Además de estar en la ruta de huracanes caribeños, él ve otras similitudes entre Nueva Orleans y Cuba. “Hay una raíz musical común muy conocida que tiene que ver con Francia y África. Los haitianos, que fueron colonizados por franceses, entraron en Cuba con la ‘contradanza’ de este país. Y en Nueva Orleans también había una colonización francesa donde se escuchaba este ritmo, que en Cuba se convirtió en el ‘danzón’ y en ‘la habanera’ y en Nueva Orleans originó el ‘ragtime'”, aclaró.

Reinventando desde el prisma sinfónico a éxitos como ‘Nanú’ (que le rindió uno de sus cinco Grammys) o ‘Claudia’, Valdés contó que, a partir de la participación de la Orquesta Sinfónica de Cuba, buscaba una “sonoridad eclesiástica” para fusionar con su jazz en ‘Canto a Dios’. “Es una rogación, un pedido de paz a Dios para que no sucedan más hechos como el Katrina”, añadió el artista, que también está lanzando en DVD ‘En Vivo’, concierto de 2005 grabado en el Teatro Amadeo Roldán (La Habana), en el que se alejó del jazz para interpretar éxitos del cancionero popular cubano y latino, como ‘Bésame mucho’ y ‘Días de Noviembre’.

PIRATERÍA Y CAMBIO DE ARCHIVOS

El músico comentó también dos tendencias que asolan el medio musical actualmente. “La piratería nunca es buena por ser ilegal. Pero el cambio de archivos tiene una parte positiva que es ayudar a pasar la información rápidamente”. Sobre la práctica del canon digital en España, Valdés cree que “hay que esperar” para ver los resultados de la propuesta.

Aficionado a artistas españoles tales como Joaquín Sabina, Juan Manuel Serrat, Diego el Cigala, Ana Belén y Víctor Manuel (de quien es amigo), Valdés reveló que a principios de 2009 va a grabar un disco de boleros con Dyango. “Los intercambios entre Cuba y España podrían ser más frecuentes. Tenemos una herencia en común”, concluyó.

Fuente: http://www.europapress.es

Anuncios